Las bolsas de papel y cartón que fabricamos en nuestra empresa pueden llevar diferentes tipos de asas en función de distintas variables como el tamaño que tengan o el uso que se les vaya a dar. Hoy nos gustaría aprovechar este espacio para hacer un repaso por los tipos de asas más utilizadas en estas bolsas. De este modo, si necesitas adquirir bolsas de papel o cartón para tu negocio, sabrás qué asas existen en el mercado para optar por la que más te guste o mejor se adapte a tus necesidades.

Las asas de papel planas son unas de las más utilizadas y es habitual verlas en bolsas de papel y cartón de pequeño tamaño. La principal ventaja de este tipo de asas es que abaratan el coste de la fabricación de las bolsas y además resultan mucho más fáciles de almacenar ya que su forma plana, permite un perfecto doblado y guardado. En definitiva, las asas planas de papel son cómodas, bonitas, fáciles de doblar y económicas. El principal inconveniente que tienen es que no soportan mucho peso, de ahí que sean más frecuentes en bolsas pequeñas destinadas a llevar mercancía de poco peso.

Otro tipo de asa que podrás encontrar en las bolsas de papel y cartón son las asas rizadas. Se trata de un formato de asa que se halla a medio camino entre el asa de papel y el de cordón y permiten una mejor sujeción para transportar pesos medios. Estas asas están elaboradas en cartón duro enroscado que forma una especie de cordón gordo pero de papel.

Y para finalizar, otra de las asas más comunes son las asas de cordón. Presente en bolsas de papel y cartón de mayor tamaño, estas asas suelen estar ancladas con unas arandelas que las refuerzan y las hacen más resistentes. Permiten llevar objetos de mayor peso si bien es cierto que una bolsa muy cargada que tenga estas asas puede dar lugar a que el cordón resulte incómodo o cause daño en las manos.

En cualquier caso, en Embalaje Activo, S.L.N.E. (EMAC) contamos con bolsas de papel y cartón con todo tipo de asas. Llámanos y te enseñaremos nuestro amplio catálogo de modelos de bolsas.