Si tuviéramos que hablar del medio publicitario de mayor impacto en los últimas cuatro décadas, sin duda tendríamos que referirnos a las bolsas de plástico del comercio. Aunque su origen se remonta hasta los años 50, no fue hasta la los comienzos de los 70  cuando comenzaron a proliferar para sustituir a, las entonces habituales en EE.UU., bolsas de papel. Desde allí, su uso se extendió rápidamente por todo el mundo. Actualmente se calcula que cada año. La cantidad de bolsas de plástico que se utilizan actualmente en todo el mundo se calcula que está próxima al billón de unidades, aproximadamente un millón de bolsas por minuto.

No existe otro material que ofrezca una mejor relación entre su peso y su resistencia. El peso medio de las bolsas de plástico del comercio puede situarse en unos 5 - 6 gr por unidad, y cada una de ellas puede soportar hasta 7.000 veces su peso sin deformarse ni romperse, una cantidad impensable para otros materiales.

La gran mayoría de los pequeños comercios españoles se muestra reacio a invertir en su propia publicidad más allá del coste que les pueda suponer el rótulo de la puerta o unas sencillas tarjetas. Y, sin embargo,  entienden de los beneficios que representa colocar el nombre de su empresa en el envoltorio con el que los clientes se han de llevar sus productos. Para ellos, además, la tendencia actual a reutilizar las bolsas de plástico, supone un doble beneficio ya que, cada vez que esa bolsa sale a la calle, lo que ocurre una media de 4 ó 5 veces por bolsa, su nombre está a la vista de más gente.

En Embalaje Activo, S.L.N.E. (EMAC) somos especialistas en la fabricación e impresión de bolsas de todos los tamaños.