Es muy posible que no quede ni una sola persona en nuestro país que no sepa de la importancia de reutilizar las bolsas de plástico del comercio, tantas veces como sea posible. Gracias a las diferentes campañas de concienciación medioambiental, sabemos que los materiales plásticos pueden tardar hasta centenares de años en degradarse completamente, y somos conscientes de la importancia del reciclado de los plásticos, para lo que tenemos que depositarlos en el contenedor amarillo.

Sin embargo, hay un aspecto en el que las diferentes campañas de concienciación parecen no haber incidido lo suficiente y es el de la necesidad de reutilizar las bolsas de plástico del comercio, tantas veces como sea posible. Queremos aprovechar este blog para darte algunas ideas para reutilizar estas bolsas. Puedes, por ejemplo, echarte una o dos bolsas en tu bolsillo. Ahora que la mayoría de los supermercados ya no las reparte con tanta facilidad como lo hacía hace sólo unos años, esa bolsa en tu bolsillo te ayudará a llevar a casa dos o tres encargos de última hora para la cena.

Si vas a salir de viaje, un buen puñado de bolsas en tu maleta te será de gran utilidad: para guardar los calcetines y las mudas usadas separándolas de las limpias, para guardar los zapatos en la maleta sin que manchen de tierra la ropa, para proteger de la lluvia los aparatos electrónicos (táblet, móvil, cámara de fotos…). Como gorro improvisado de ducha, o de lluvia si te sorprende un chaparrón antes de que puedas llegar al hotel.

En Embalaje Activo, S.L.N.E. (EMAC) nos hemos especializado en la fabricación de bolsas con los materiales más diversos: papel, plástico, tela… Pero de ti depende la posibilidad de reutilizarlas una y otra vez.