Elegir bolsas de papel y cartón para nuestro negocio puede ser una forma fácil de mejorar nuestro compromiso con el medio ambiente. Es por ello que cada vez más empresas realizan el cambio de bolsas y lo introducen dentro de la responsabilidad social corporativa.

En un momento en el que el cambio climático parece una realidad más que nunca y la crisis del petróleo vuelve a producirse en algunos países, determinar nuestro compromiso con el medio con bolsas de papel y cartón nos puede ayudar a dar una imagen más sostenible a nuestros clientes.

Y es que el truco para tener políticas de responsabilidad social corporativa que realmente sean útiles y funcionen a la empresa está en cambiar pequeños aspectos del día a día, que posteriormente podemos mostrar en cualquier informe de la empresa como el número de bolsas reutilizables y reciclables que hemos usado en lugar de las plásticas con el consiguiente respeto al medio ambiente y al desarrollo sustentable.

Hay que tener en cuenta que una bolsa de plástico es uno de los productos más contaminantes que se usan habitualmente ya que no son biodegradables y pueden permanecer durante muchos siglos en el medio natural, por no hablar del daño que causan cuando caen al mar pudiendo matar a la fauna marina.

Si queremos usar bolsas de papel y cartón como parte de nuestra responsabilidad social corporativa podemos llamar a los expertos de Embalaje Activo, S.L.N.E. ( EMAC ) para que nos den presupuesto y comprobemos cómo, además, nuestro compromiso es totalmente económico.